608 78 47 84 hola@llanesexperience.es
¿Quieres saber cómo nos lo pasamos en el Surfcamp 2019?

¿Quieres saber cómo nos lo pasamos en el Surfcamp 2019?

Presta mucha atención a lo que voy a contarte

Hola! Si viniste, te preguntarás qué voy a contar de todo lo que vivimos, y si no tuviste la suerte de participar seguro que quieres saber cómo fue la experiencia del último surfcamp que organizamos desde Llanes Experience. Pues lee atentamente.

¿Qué hicimos?

Todas las mañanas despertamos el cuerpo haciendo una sesión de yoga adaptado para nuestros campers. Para mí es importante fomentar hábitos posturales, estirar los músculos y tomar conciencia de nuestro cuerpo. Es fundamental para practicar un deporte y para la vida. Utilizamos el juego de EduYoga para que entendieran las posturas (asanas) de manera visual, para crear sesiones cortas y ¡para divertirnos! Al principio les costó un poco, dolía todo el cuerpo…jajaja…el saludo al sol les parecía imposible, el árbol era una utopía…y ¿la cobra? Pero ¿¿eso qué es?? Aunque parezca irreal, la verdad es que superaron las expectativas, consiguieron realizar la mayoría de las posturas durante un tiempo razonable y aprendieron el saludo al sol, demostrando que son capaces de hacerlo todos a la vez y sin ayuda. 

Muy impresionada chicxs, ¡sois increíbles!

Con los pies hacia arriba haciendo yoga
Haciendo la cobra en la sesión matutina de yoga

Tirolinas

Arrancamos el camp disfrutando de una mañana en Selva Asturiana, haciendo un recorrido por los árboles y lanzándonos por las tirolinas. ¡La que está sobre el lago es impresionante! 

El grupo del surfcamp en Selva Asturiana
Todo el grupo en Selva Asturiana

Este parque de aventura en los árboles tiene un valor añadido muy importante, recuperaron una zona totalmente degradada, convirtiéndola en un maravilloso bosque autóctono con zonas señalizadas, espacio para los más pequeños y un centro perfectamente integrado con la naturaleza donde se encuentran la recepción y los baños. Podéis leer la historia del “Pozu la Mina”, merece la pena.

Paddle surf

Imagen del grupo haciendo paddle surf
Foto del grupo haciendo paddle surf en la ría de Niembro

Después del desayuno, sobre las 10 de la mañana comenzaban las actividades, además de las tirolinas, probamos el paddle surf en la ría de Niembro. Un paisaje espectacular que en marea alta permite una navegación sobre aguas tranquilas. Hicimos juegos sobre las tablas, aprendimos a remar, girar e incluso ¡perseguirnos encima de la tabla!

Después nos tiramos desde el puerto, ¡adrenalina en cada salto! Disfrutamos como enanos.

Board painting

No todo es deporte en este camp, también hay lugar para la creatividad. Pintamos y decoramos tablas de madera que habíamos preparado para ellxs con el objetivo de que se llevaran un recuerdo que pudieran colgar en sus habitaciones.

Sorprendentemente a todos les gustó y crearon tablas originales y coloridas como las que podéis ver en las fotos.

El grupo pintando las tablas
Las chicas y chicos del surfcamp decoran sus tablas en miniatura
Tablas pintadas por los campers
Resultado final, tablas coloridas y personalizadas. Un bonito recuerdo del surfcamp

Y si has llegado hasta aquí, ¡no te pierdas lo que viene a continuación!

Senderismo

Hubo un par de días de ruta, una mañana un paseo hacia Andrín, caminando a los pies de la Sierra del Cuera, pasando por las localidades de La Galguera, Soberrón y San Roque. La mayor parte del camino transcurre por bosques autóctonos plagados de castaños, robles y avellanos.

Los más pequeños tomaron la delantera mientras que los mayores decían estar cansados y pedían ¡furgonetas! Jajaja…que no te lo crees? Pues échate unas risas viendo el vídeo que grabamos en directo aquel día.

Hasta que llegamos al mar, la playa de Andrín y un buen chapuzón. Algunos hasta se atrevieron a ir nadando hasta el castru que hay en frente de la playa, un buen trecho que alcanzaron con un poco de esfuerzo y que les llenó de orgullo al regresar. Ese día el mar estaba perfecto para nadar y lucía un sol espectacular.

Grupo del surfcamp llegando a la playa de Andrín
Llegando a la playa de Andrín
Visita a Llanes
Visita a Llanes después del juego de pruebas

El último día lo reservamos para visitar Llanes. Diseñamos un juego de pruebas con el fin de divertirnos durante el recorrido. El objetivo era buscar al asesino que mató a Clara, en qué lugar y con qué arma (adaptación del juego del Cluedo). Dividimos la senda fluvial que llega hasta Llanes en diez tramos, en cada punto seleccionado debían descifrar una palabra escrita con jeroglíficos y si daban con la respuesta correcta, tenían que hacer una prueba en equipo. Después de algún pique, carreras para adelantar al adversario y resolver todas las pruebas satisfactoriamente, dieron con el resultado: fue Fígaro, con piedras en la furgoneta de Mino!! Jajaja…ellxs saben por qué nos reímos 🙂

Y como no...¡SURF!

Como estaba previsto, ¡todas las tardes a surfear! Estxs chicxs son unos flipados del surf!!

La mayor parte no tenían experiencia previa y de manera sorprendente han acabado todos de pie sobre la tabla y en algunos casos hasta haciendo giros. Gracias a los profes Mino y Pablo por ocuparse de nosotros en todo momento, hacernos correcciones, grabarnos en vídeo con una cámara que enfoca a un brazalete…muchas risas y alguna caída simpática.

Niña se cae al agua
Niño cae al agua

Mino regenta la mejor escuela de surf de Llanes, material de primera y clases donde se aseguran de que aprendamos y avancemos en este deporte. Conocimos la playa de San Martín y la playa de Andrín. Merece la pena el trozo que hay que bajar andando en ambos casos, por disfrutar del entorno. Esta semana tuvimos un mar irregular, unos días pocas olas y otros un poco más de movimiento. Todas servían a estos intrépidos, que empezaron con tablas grandes y terminaron todos mejorando mucho. Lo que nos acompañó prácticamente todos los días, fue un sol precioso que ayudó a que nuestro camp fuera inolvidable.

¿Cómo olvidarnos de los protagonistas? ¡L@s chic@s!

Nos juntamos un grupo maravilloso formado por chicas y chicos venidos desde Galicia, Madrid y Asturias, con edades comprendidas entre los 8 y los 14 años. La diferencia de edades enriqueció la convivencia y la experiencia de los chicos y chicas. Pequeños y mayores haciendo piña, jugando y riendo.

El grupo al completo

La alimentación es muy importante, ¿qué comimos?

No podemos olvidarnos de los Picnics high class con gazpacho, sandía, empanada casera o pizza sin gluten. Las meriendas fueron siempre frescas y saludables, ¡melón y sandía para todos! 

Comiendo sandía en la playa
Repartimos sandía después de un fantástico picnic en la playa

También crema de cacao, como no, de premio para la última tarde surfera. Así aguantábamos después del surf y hasta que llegara la hora de la cena. 

Hicimos los menús en casa con mucho cariño. Algún bizcocho casero sorpresa también se coló en nuestros desayunos, sin gluten todo, para nuestro maravilloso madrileño.

Y muchas cosas más...

Noches de “lobos”, juegos y muchas risas. No podemos decir otra cosa, fue un grupo fabuloso, cohesionado, colaborador y participativo.

Crearon su canción de campamento a ritmo de la cobra TAKA TAKA…jajaja, hicimos una barbacoa de bienvenida y celebramos un cumple improvisado.

¡¡Os echamos mucho de menos chic@s!

¡Nos vemos en 2020! Yo ya estoy pensando en ello, ¿y tú?

El grupo con el profe en las tablas

Deja un comentario

Cerrar menú